domingo, 12 de diciembre de 2010

La petite mort





Tu aliento me da ese halo de vida,
para regresar al limbo de tus besos
 después de aquella ínfima muerte
donde solamente tú sujetas mis latidos.


4 comentarios:

FEDORA dijo...

que bello lo que escribes...
aunque "infima muerte" noooo!!!
esa es la UNICA muerte justificada!!!!
mil besos bella!!!!

Lunna dijo...

El roze de esos labios hacen que la felicidad se diluya en sensaciones dispares.

Bellas letras que susurran pasion.

Besos.

Lunna.

BRISA dijo...

Donde solamente tú sujetas mis latidos...
renaciendo en cada beso que me devuelve el aliento y al mismo tiempo me deja sin él.
Que puedo decir me estremezco!!
Un abrazo amiga.

Javi dijo...

Me quedé en tus ojos,
en tus manos, en tus labios,
me quedé en cada rincón de tu cuerpo
me quedé engarzado en tu vida.

Besazossss