martes, 12 de mayo de 2009

Eres mi deseo






Deseo el pecado tu boca
sentir tu lengua quemante
saciar esta sed que me devora
entre deseo y lujuria.





Me incitas, me provocas
me absorves el aliento
ahogarme en tus antojos
alborotando mis sentidos.



3 comentarios:

CAPERUCITA dijo...

Deseo el pecado de tu boca, qué frase más bella, hummmm...creo que sin duda ese hombre accedería de inmediato, oye escribes muy bien, me gusta pasarme por aquí.
Te dejo saludos.

Javi dijo...

Quieres olvidarme y no puedo
quiero olvidarte y no puedes,
ven y toca mi corazón,
desnúdalo
e introdúcelo
en tu húmeda rosita
que me piensa
y siente como late
su sangre
de caldera
que se derrama
en las calles
de mi memoria.

Besos.

J. eMe. dijo...

El pecado de tu boca al beberme calma el deseo de mi cuerpo en ti, tu boca me deja el rastro que me lleva a tus adentros. Allí te tomo, entro en ti, mientras tu cintura baila sobre mi dejando marcado en humedades tu dulce nombre, Orquidea, sobre mi sexo...