miércoles, 30 de junio de 2010

Sueños de Sirena



Hace unas semanas me dirigí a mi refugio del sur de la isla, una pequeña casita que fue de pescadores y que tuve la brillante de idea de rehabilitar para mí hace tiempo. Está situada junto al camino que bordea la costa y tengo una pequeña bahía a mis pies. El lugar es acogedor cuando sopla los alisios y en los meses veraniegos es un auténtico paraíso. Uno de mis grandes placeres consiste en bajar a la pequeña cala de madrugada y desnuda entregarme a los brazos de Neptuno. En las negras noches sin luna, el mar y el cielo se confunden en una inmensa negritud donde apenas las estrellas sirven de referencia cuando el cielo está limpio. Las quietas aguas te acarician el cuerpo como unas cálidas manos, mientras te dejas acunar dulcemente por las plácidas olas.


Una noche, mientras retozaba, sentí como si unas manos de algas me abrazaran por la cintura, y me arrastraran con ellas a las profundidades. Luché desesperadamente por desasirme, pero en unos segundos, me vi sumergida en el fondo. Inexplicablemente no tenía miedo, una intensa paz se apoderó de mi alma mientras perdía la noción del tiempo. Desperté en el seno de una gruta marina, una luz difusa iluminaba las paredes con una claridad espectral, no podía creerlo, pero allí estaba yo, respirando bajo las aguas como si de una sirena se tratara.


De repente, un cálido y viscoso abrazo, me rodeó por completo. Cada poro de mi cuerpo era lamido por mil amorosas lenguas, mis pechos se irguieron y los pezones florecieron como capullos de rosas. Sentí esa sensación arrebatadora enredarse por entre mis nalgas y ascender por los muslos buscando mi cueva más secreta. Desde la planta de los pies hasta los cabellos millones de ventosas microscópicas me besaban, el placer se hacía insoportable por momentos.


Cuando creí no resistirlo más, me sentí penetrada por delante y por detrás a la vez, mis fuentes de goce hervían como geiseres, sentía gran placer con el pene en la vagina y con otra especie de miembro igual de duro y caliente introducido en mi culito hincándome a la vez. Al punto de perder el sentido, descendía la marea y así una y otra vez hasta que el cráter de mi sexo estalló como un volcán arrasándolo todo.


Amanecí en mi cama empapada, las sábanas con perfume de algas se arrastraban por los suelos mientras todo mi cuerpo temblaba de placer con tan solo el recuerdo.


Respiré al saberme mujer como siempre y terminé por acariciarme para desahogar ese deseo que me embargaba por completo. Me proporcioné un orgasmo intensísimo que aún recuerdo con satisfacción.

8 comentarios:

Juank dijo...

Pedazo de relato. Q hermosura y qué delicia. Original y por supuesto muy ardiente.

A tus PIES

Javi dijo...

Te acaricio dulcemente
para alcanzar tu punto exacto...
En la inmensidad de tÍ sucumbo
en sensaciones de placer
mirando tus ojos llenos de esplendor,
en ese cielo, que se abre para mi.

Besitos.

Brisa dijo...

Ardiente sueños de sirena, se antoja el mar, la arena, el sol, y...Se antoja soñar, ji ji ji...
Un beso, bella Orquídea!!

García Francés dijo...

VERY IMPORTANT

COPIAR, PEGAR Y ENVIAR A LOS BLOGS AMIGOS

Las chicas del Club Encuentros con la selección española.

Dispuestas a darlo todo por animar a nuestros jugadores, un grupo de bellas patriotas ha decidido exhibir sus canalillos para apoyar a la rojigualda y a la hinchada. Sí, a los hinchas, claro.

Club ENCUENTROS

Al grito de "canalillos para la rojigualda" están fotografiando sus atributos, más o menos explicitamente, para colgarlos en nuestra página de Encuentros.

Como hacer felices a los jugadores españoles y a la HINCHADA

Si desea acompañarlas y enardecer con ellas a la selección y a sus seguidores, hágase una foto del canalillo en formato JPG, de no más de 700x500 y 50 a 80 KS, envíela por mail a la dirección libidine.org@hotmail.com, con su nick, sus medidas de busto y el enlace a su blog.

Canalillos para la rojigualda

Gracias a Dª Nazaríes, la genial pionera, y su generosa oferta de exhibir su canalillo se pondrá al rojo vivo el Mundial. ¡Viva la nueva musa de la selección española! ¡Vivan sus seguidoras Dª I'am y Dª Rosa! ¡Nos hacen felices! De aullar nos encargamos nosotros.

García Francés dijo...

Espero que le agrade, DOña. Yo he disfrutado haciéndoselo.

Club ENCUENTROS

Espero su veredicto, amiga mía.

Miguel Ángel G. Vargas dijo...

El mar.
Un cuerpo de mujer.
Caricias.
Olas que viene y van. Vaivén eterno.
El mar...

Gracias, amiga Orquídea, por las sensaciones que transmites, por las ensoñaciones que me provocas.
Un fuerte abrazo.

Don Juan de Marco dijo...

"El oleaje cansino,el mar en calma, la desazón por haberte y no haberte tenido...entre entre tus piernas sin siquiera imaginarme lo que ese mar intenso y desordenado me guardaba.Batido como algas por las olas desordenadas, sacudido en las rocas,como caracola perdida...esperé la muerte entre tus rocas, me dejé golpear por las inquietas aguas... resbalé hacia tu interior, y me perdí entre placeres furtivos.Era dionisio, el que a ti me había llevado y neptuno el que de tí me había desgarrado...luego, fueron tus dedos los que me reemplazaron y yo me perdí entre las rocas golpeado.
Quien lo dijera, pero el mismo que me había atado a tí, me había desorientado, y maltratado... hoy yasgo Herido, y quizas donde perdido"....

don Juan de Marco

UIFPW08 dijo...

Linda...un beijo infinito por ti Feliz Natal.:))
M.