jueves, 2 de julio de 2009

Melodía


Fueron mis labios, los que esa noche
embriago tus deseos
me hiciste tuya, fuiste mío
al son de la melodía de delirios
bailaron nuestros cuerpos toda la noche.

Entre tus brazos encontré el ajuste perfecto
donde albergar mis ansias
mi boca conjugaba tu piel
mis dedos marcaban tu espalda
a fuego y deseo.




1 comentario:

J. eMe. dijo...

A fuego y deseo marcado por ti, por tu infinita presencia, marcado por tu entrega, por tí, en ti...


Por ti marcado...

Besos linda