viernes, 21 de agosto de 2009

Deseándote

Eres el sueño que se ha vuelto una obsesión
el que robó mi corazón,
quisiera respirar el aire que acaricia tu piel
sumergirme en tu mar, empaparme de ti.




Regalarte mis besos y devorarte de nuevo
hasta quedar saciada de ti,
dibujando por tu cuerpo, los deseos que me provocas
derretirme y cobijarme en el fuego de tu piel.










Buscándote te imagino en mi habitación,
deseándote, se desbocan mis sentidos,
muriendo por tenerte, desafiando a la pasión
amaneciendo perdida entre nuestros latidos.





1 comentario:

J. eMe. dijo...

Amanecer perdida entre tus latidos...


Expresión de un deseo de gran belleza. Espero que tus letras se hagan realidad y traspasen el umbral de los sueños...

Un beso amiga.