jueves, 20 de agosto de 2009

Mujer Selvática


Como fiera salvaje enardeces mis sentidos
eres mi sueño prohibido, la pasión encadenada,
cuando me tocas me vuelvo mujer selvática
dejándome marcada la piel a fuego
consumiendo mis deseos mas hambrientos.
Una cervatilla convertida en pantera,
una serpiente que se enreda entre tus brazos,
tu mi jinete que espolea, envolviéndome en caricias salvajes,
bebiendo del manantial más primitivo y prohibido.

1 comentario:

J. eMe. dijo...

Maravilloso leerte y descubrir que la ausencia no ha mermado ni tu intensidad ni tu pasión. Es dichoso aquel al que dedicas tus letras.


Un beso amiga.